miércoles, 30 de octubre de 2013

¿Halloween vs. Don Juan Tenorio?


Las cosas ya no son como eran; si eso es para bien o para mal, no soy quién para decirlo..., pero a mi me gustaba más lo de antes. Cuando era niño, a inicios de los 50, la noche de "Todos los Santos" era mágica ¡y terrible! para mí. Sentado al calor de la mesa camilla junto a mi madre oí durante años la restrasmisión radiofónica del "Don Juan Tenorio" de Zorrilla lleno de miedo, emoción y asombro. Me encantaba la escena de la seducción de doña Inés por don Juan, aquella de "¿No es verdad, ángel de amor...?", pero la que de verdad me ponía los pelos de punta, literalmente, era la de la aparición del espíritu del espíritu del comendador, don Gonzalo de Ulloa, a la cena a la que don Juan le ha invitado en el cementerio, con sus llamadas a la puerta, que sonaban cada vez más cercanas... 

Unas veces escuchaba el "Don Juan" con la cabeza apoyada sobre los brazos y estos sobre la mesa camilla, simulando dormir, pero emocionado hasta los tuétanos; otras, ayudando a mi madre a separar, a mano, y una por una, las lentejas que cocinaría ella el día siguiente; o desgranando las vainas de las judías verdes... Son cosas que no se olvidan. Algunos años, mis hermanos mayores, cuando llegaba la escena de la aparición del comendador, golpeaban las puertas para asustarme..., y lo conseguían. Esa noche me resultaba difícil conciliar el sueño, y cuando lo lograba era para soñar con esqueletos que salían de sus féretros... ¡y se ponían a bailar!...

Hoy día la fiesta de "Halloween", contracción de la frase en inglés "all hallow's eve" (víspera de todos los santos), una celebración de origen celta que se celebra en los países anglosajones la noche del 31 de octubre, se ha extendido prácticamente a todo el mundo occidental perdiendo su sentido originario.

Yo, sigo prefiriendo recordar esa noche el mito universal de "Don Juan". Por eso, mañana 31 de octubre, en esa noche mágica de Todos los Santos, o de Halloween si lo prefieren, les invito a disfrutar del "Don Juan Tenorio" (1844), de José Zorrilla, y de su antecedente directo, "El burlador de Sevilla" (1617), de Tirso de Molina. Y si no tienen ganas de leer, esperen a la doce de la noche y disfruten de este vídeo, rescatado de los archivos de RTVE, con la representación del "Don Juan Tenorio" de Zorrilla en un "Estudio 1" de 1966, dirigido por Gustavo Pérez Puig, con el actor Francisco Rabal en el papel de don Juan y la actriz Concha Velasco en el de doña Inés. Es un auténtico lujo, se lo aseguro.

Sean felices, por favor. Y como decía Sócrates: "Ιωμεν", vámonos. Tamaragua, amigos. HArendt



Entrada núm. 1991
elblogdeharentd@gmail.com
http://harendt.blogspot.com
Pues tanto como saber me agrada dudar (Dante Alighieri)

1 comentario:

trimbolera dijo...

Decididamente hemos envejecido y D. Juan Tenorio ya no acude a la cita tampoco !!