domingo, 17 de agosto de 2014

El poeta Manuel Alcántara y el tema de España en la poesía española contemporánea (XLV)





La Alcazaba (Málaga, Andalucía)



¿Por qué buena parte de los españoles que nos declaramos de izquierdas damos la impresión de estar un tanto perdidos en el uso de términos tales como "pueblo, país, patria, gobierno, nación, España, estado"?... Al usarlos parecen similares pero no lo son. Para la derecha, sí; todo es lo mismo y va en el mismo saco. Los españoles que nos declaramos de izquierdas no deberíamos avergonzarnos de reivindicar el uso del nombre de España, la patria común que a todos nos acoge y ampara, No es solo de ellos, es también nuestra. Y deberíamos hacerlo sin vergüenza alguna, sin ningún tipo de remordimiento, sin amargura ni complejo de ninguna especie. Y para eso puede servirnos la poesía.

De ahí, mi atrevimiento de traer durante unas cuantas semanas, o mientras el cuerpo aguante, lo que algunos de los grandes poetas contemporáneos, poetas del exilio exterior e interior, pero españoles todos hasta la médula, han dicho sobre su patria común, sobre la nuestra, sobre España y su añoranza. Y es que, en palabras de Walt Whitman, "el poeta es el instrumento por medio del cual las voces largamente mudas de los excluidos dejan caer el velo y son alcanzados por la luz". 

Hoy traigo hasta el blog al poeta Manuel AlcántaraNace en Málaga (Andalucía) en 1928. Poeta, literato y columnista, la guerra civil, que vive de niño en su Málaga natal, le deja una profunda huella que marcará su infancia y juventud. A los 18 años se traslada con su familia a Madrid donde comienza los estudios de Derecho, que abandonará sin concluir. A los 23 años se estrena como poeta en los cafés literarios madrileños. En 1958 comienza a colaborar en los más prestigiosos diarios españoles de la época, como columnista, al igual que en radio y televisión. Colaboración que perdura aun hoy, lo que le convierte en el decano de los columnistas españoles. Ha obtenido el Premio Nacional de Literatura, el Antonio Machado de Poesía, y los premios Mariano de Cavia y Luca de Tena de periodismo, entre otros muchos. Sigue viviendo en Madrid. Les dejo con su poema "En el sitio del pan. Sobre la mesa":


Sobre la mesa está: madera limpia,
lento vino, pobreza soleada...

Sobre la mesa están los campanarios,
el domingo en la aldea, los programas
de las fiestas del pueblo,
el tiempo que madura las naranjas...

Sobre la mesa están
los campos labrantíos, las campanas
y los trigales cuando el viento,
el ruido de la patria.

Aceitunas y espacio, muerte y muerte,
España,
sobre la mesa estás,
desmantelada.

Retóricos azules,
piedras desmemoriadas,
gentes buscando
los atajos del agua...

En el sitio del pan,
en la hora de comer, aquí sentada
estás, madre de tierra, más morena,
más triste que en las últimas semanas,
con tu pañuelo negro en la cabeza,
pensando en hijos, cátedra de lágrimas,
valiente como siempre y bien dispuesta,
acaso un poco más cansada.

Como un río de noche,
como una niña ciega en la ventana,
sobre la mesa estás, viva y terrible,
sangre de toro y tapias encaladas.

Aceitunas y penas
vidrios rotos del alba
y un mar en cada puerta
te guardan.

Zurcidora del tiempo
que se ha roto, artesana
de tu propio crepúsculo y tu adobe,
sobre la mesa estás, madre y España,
hija nuestra, pensando en otros días,
ocupada en las cosas de la casa.


"En el sitio del pan. Sobre la mesa"
Manuel Alcántara


Y en la próxima ocasión nos vemos con el poeta Manuel Arce. Sean felices por favor, y ahora, como también decía Sócrates, "Ιωμεν": nos vamos. Tamaragua, amigos. HArendt




El poeta Manuel Alcántara





Entrada núm. 2143
http://elblogdeharendt.blogspot.com
Pues tanto como saber me agrada dudar (Dante Alighieri)
Publicar un comentario