martes, 8 de julio de 2014

El poeta José Manuel Caballero Bonald y el tema de España en la poesía española contemporánea (X)




Caballos andaluces (Real Escuela de Arte Ecuestre, Jérez de la Frontera)



Ahora que parece que una buena parte de los españoles que se declaran de izquierdas parecen confundidos con conceptos tales como pueblo, país, patria, gobierno, nación y Estado, conceptos que sin duda inducen a confusión pero que en ningún caso son sinónimos, quizá convendría reivindicar el nombre común de España que a todos nos acoge y ampara. Sin vergüenza alguna. Sin remordimientos de ninguna especie.

De ahí, mi atrevimiento de traer durante unas cuantas semanas, o mientras el cuerpo aguante, lo que algunos de los grandes poetas españoles contemporáneos han dicho sobre su patria común, sobre la nuestra, sobre España.

Hoy, a José Manuel Caballero Bonald. Nace en Jerez de la Frontera, Cadiz, en 1926, de padre cubano y madre francesa de ascendencia aristocrática. Estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Sevilla y Naútica en la de Cádiz. Fue profesor universitario en Bogotá (Colombia) y colaboró en la formación del Instituto Lexicográfico de la Real Academia Española. En 2012 fue galardonado con el Premio Cervantes, el más prestigioso de las letras españolas. Les dejo con su poema: "Con tan furioso amor":


Bendita seas, España,
porque no
me has dejado
quererte, bendita
seas también 
porque te odio
con tan furioso
amor
como un hijo
a su madre,
porque te llevo
a cuestas
de mis años, igual
que el asesino
a su víctima.

(Y entonces
fui y me vine, alcé
los ojos secos
y te dejé, me vine
del otro lado
de tu vida, puse
por medio un chorro
de memoria
y tan filialmente
junto, que todas
las mañanas
me pregunto lo mismo:
¿qué hago yo aquí
sin que pueda
asediarte, quererte
a costa
de mi ira?).

LLévame
contigo, España,
dame
una piedra, un río,
un pedazo de pueblo,
un muro tinto
en lágrimas acércame
tu boca, dime
que no te olvidas
de mi odio, pónme
una cicatriz
en la mirada, déjame
repudiarte
con tanto amor
como te grito
ahora: bendita
seas porque no
me has dejado quererte.

"Con tan furioso amor", de José M. Caballero Bonald




Y mañana, con Ángela Figuera Aymerich.  Ahora, por favor, sean felices. Y como decía Sócrates, "Ιωμεν": nos vamos. Tamaragua, amigos. HArendt





El poeta José Manuel Caballero Bonald





Entrada  núm. 2093
http://elblogdeharendt.blogspot.com
Pues tanto como saber me agrada dudar (Dante Alighieri)
Publicar un comentario