domingo, 1 de agosto de 2010

Wikileaks (I): El escándalo de las filtraciones




 Logotipo de Wikileaks




Presuponiendo que lo se cuenta es verdadero y cierto, ¿entre el derecho a la información y la libertad de expresión, pilares fundamentales del sistema democrático, y la seguridad nacional y la defensa del Estado, qué debe prevalecer en caso de conflicto? Dilema casi insoluble, que corresponde resolver en cada caso a los tribunales de justicia en función de cada circunstancia concreta, y siempre a toro pasado. Personalmente, pienso que la libertad de expresión y el derecho a la información deben ceder paso únicamente ante el hecho de que lo divulgado acarré la segura pérdida de vidas humanas inocentes o un incuestionable peligro de muerte para determinadas personas. Pero a priori, y puestos ante el hecho concreto, ¿quién le pone el cascabel al gato?...

"A nadie le es dado anular lo que ha acontecido, pero a todos nos es lícito analizarlo y valorarlo". La frase es del catedrático de Filosofía de la Universidad de Pisa, Nicola Badaloni, y está en el Prólogo que escribió para "La esencia del cristianismo", del filósofo alemán Ludwig Feuerbach (1804-1872), editada por el Círculo de Lectores (Barcelona, 1996) para su Biblioteca Universal de Filosofía. La leía hace unos días por las misma fechas en que saltaba a los medios de comunicación el escándalo de "Wikileaks", y pienso que viene como anillo al dedo para plantearse una toma de posición sobre el alcance y los límites de los conceptos citados al comienzo de este comentario: libertad de expresión, libertad de información, seguridad nacional y seguridad del Estado.  Por cierto, hay una estupenda frase al respecto atribuida al que fuera tercer presidente de los Estados Unidos de América, Thomas Jefferson (1743-1826): "Prefiero vivir bajo un gobierno tiránico, con libertad de prensa, que bajo uno democrático, sin periodicos".

La web especializada en filtraciones "Wikileaks", (en español "Wikifiltraciones") saltó a la fama hace unos meses con la filtración de un video clasificado en el que soldados estadounidenses, en julio de 2007, disparaban de forma indiscriminada en un barrio de Bagdad contra un grupo de civiles y mataban a un cámara de la agencia Reuters. El escándalo sobre los papeles desclasificados de la guerra de Afganistán que "Wikileaks" acaba de publicar en Internet es aún mayor. ¿Cómo consiguió desclasificar documentos ultrasecretos y comprometedores en tan poco tiempo? Según han revelado algunos medios de comunicación y agencias de prensa el mecanismo no es muy complicado: consiste en crear una web donde se invita a los usuarios a “donar” documentos —texto, audio o video— a cambio de no identificar jamás la fuente. Desde que se creó en 2006 la organización ha acumulado más de un millón de documentos.


El fundador de "Wikileaks", el periodista australiano Julian Assange, aseguraba hace unos días que nunca había publicado información que no estuviera contrastada o revisada, y denunciaba que lo relevante de lo filtrado es que la guerra es una cosa maldita detrás de otra, como la continua muerte de niños.

El pasado día 26 el periodista Fernando Navarro firmaba en El País un artículo en el que se preguntaba como una simple página de Internet sin publicidad ni ayudas públicas podía destapar y publicar documentos comprometidos, de alcance internacional, como la ideología xenófoba de un partido político en Reino Unido, el ataque indiscriminado del Ejército de EE UU contra un cámara de la agencia Reuters o, ahora, los papeles que revelan muertes de civiles y el doble juego de Pakistán en la lucha contra los talibanes. Y la respuesta, dice,  solo es una: "sí", desde que existe "Wikileaks".

Un día después, el 27 de julio, el subdirector de El País, y responsable de su sección de Internacional, el periodista Lluís Bassets, en su blog "Del alfiler al elefante", publicaba otro artículo titulado "El poder de la información", en el que analizaba las enormes implicaciones acarreadas por la revelación de "Wikileaks". No sólo por cuestionar la actuación y los métodos empleados por el ejército norteamericano en Iraq y Afganistán, o la lealtad de países presuntamente aliados como Pakistán, sino también, y muy especialmente, porque lo relatado por "Wikileaks" permite a dicha agencia codease ahora de tú a tú con los grandes medios de información y dictarles la agenda ante el hecho, divulgado por su fundador, de que tiene documentos secretos de todos los países del mundo con más de un millón de habitantes, documentos que a estas horas, dice, están afluyendo a decenas con informaciones reservadas, reportajes censurados e historias bloqueadas de muchos países donde el periodismo se halla en dificultades.        

El único problema, concluye Bassets, es que "Wikileaks", a pesar del enorme poderío demostrado no ha tenido todavía un correlato de transparencia interna sobre el funcionamiento, financiación y organización de esta entidad, algo señalado también, añade, por el influyente "Financial Times", que se extraña por la escasa transparencia sobre sus actividades de alguien que se dedica precisamente a exigir transparencia a los otros, y que debería llevarla a desvelar lo antes posible todos los datos sobre su propia actividad, antes de volver a efectuar un nuevo golpe informativo de dimensión mundial.

Y este blog, "Desde el Trópico de Cáncer", cumple hoy su cuarto año de vida. Espero que disfruten con su lectura. Sean felices. Tamaragua, amigos. HArendt




Julian Assange, fundador de Wikileaks





--
Entrada núm.1311 -
http://harendt.blogspot.com
 
"Pues, tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)

5 comentarios:

Diego Fernández dijo...

Felicidades por ese cuarto aniversario.
Abrazos,

Diego

40añera dijo...

liz aniversario, saludos

HArendt dijo...

Muchas gracias a ambos por vuestros amabilísimos comentarios y fidelidad lectora. Les aseguro que eso anima a proseguir pese al cansancio.
Un abrazo.

azpeitia dijo...

Magnífico el trabajo y las citas bibliográficas que haces...Que nunca se apodere de ti el cansancio y el hastío, somos muchos los que luchamos por un mundo mejor...enhorabuena y un abrazo muy fuerte de azpeitia

HArendt dijo...

Muchas gracias, querido amigo. Un saludo muy afectuoso desde las Islas Canarias.