lunes, 15 de agosto de 2016

[Poesía y pintura] Hoy, con Hipólita de Narváez y Francisco de Goya




Apolo y las Musas, de Bertel Thorvaldsen


Durante las próxima semanas voy a intentar unir en una misma entrada algunos de los más bellos sonetos de amor en lengua española y de mis pinturas clásicas favoritas. Espero que sean de su agrado. Hoy dedico la entrada a la poetisa Hipólita de Narváez y su soneto Fuese mi amor y vino la tormenta, y al pintor Francisco de Goya y su cuadro La maja desnuda. Disfruten de ambos.



Imagen de Antequera (Málaga, Andalucía)



Se ignora prácticamente todo sobre Hipólita de Narváez, salvo que formó parte del grupo poético que floreció a la sombra de la Cátedra de Gramática de Antequera, en Andalucía, a finales del siglo XVI y principios del XVII. El grupo se caracterizó por el dominio de complejos artificios manieristas suntuosos y coloridos, su predilección por géneros como el madrigal y la silva, y por temas amorosos petrarquistas. Las pocas mujeres asistentes a la Cátedra de Gramática pertenecían a las clases privilegiadas de la ciudad. Y lo más probable es pensar que entre los varones de esos grupos de privilegio, con un honor tan exacerbado, ver que sus mujeres presentaran sus poemas en público no fuera del todo agradable. 



FUESE MI SOL Y VINO LA TORMENTA

Fuese mi sol, y vino la tormenta
-que yo no espero de su ausencia menos-
y el cielo turquesado sus serenos
ojos cubrió, obligado de la afrenta.

Un acento tristísimo revienta
entre los vientos, de tinieblas llenos;
tiemblan las nubes con los roncos truenos,
arden los campos, el temor se aumenta.

Salió mi sol, y de dorados jaspes
vistió su oriente, y de esmeraldas finas
los altos montes y las llanas tierras,

bordó las vagas nubes de giraspes,
sudaron rubias mieles las encinas
y blanca leche las azules sierras.





***



Francisco de Goya, por Vicente López (1826)  


Francisco de Goya y Lucientes (1746-1828). Pintor y grabador español. Su obra abarca la pintura de caballete y mural, el grabado y el dibujo. En todas estas facetas desarrolló un estilo que inaugura el Romanticismo. El arte goyesco supone, asimismo, el comienzo de la pintura contemporánea y se considera precursor de las vanguardias pictóricas del siglo XX.


La maja desnuda, por Francisco de Goya (Museo del Prado, Madrid)


"La maja desnuda" es una de las más célebres obras de Francisco de Goya. Obra de encargo pintada entre 1795 y 1800. Formó pareja con "La maja vestida", datada entre 1800 y 1808, probablemente a requerimiento de Manuel Godoy, pues consta que formaron parte de un gabinete de su casa. En ambas pinturas se retrata de cuerpo entero a una misma hermosa mujer recostada plácidamente en un lecho y mirando directamente al observador. Aunque no se trata de un desnudo mitológico, sino de una mujer real, contemporánea de Goya. En su época se le conoció como "La gitana". Se ha especulado con que la retratada sea la duquesa de Alba, pues a la muerte de ésta en 1802, todos sus cuadros pasaron a propiedad de Godoy, a quien se sabe que pertenecieron las dos majas, en forma similar a lo ocurrido con "La Venus del espejo" de Velázquez.

Y ahora, como decía Sócrates, Ιωμεν: nos vamos. Sean felices, por favor, a pesar de todo. Tamaragua, amigos. HArendt




HArendt




Entrada núm. 2835
elblogdeharendt@gmail.com
La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura (Voltaire)
Publicar un comentario