jueves, 18 de agosto de 2016

[A vuelapluma] Coincidencia casual






Trilero, truhán, tahúr, granuja, pícaro, pillo, bellaco, rufián, vago, truchimán, estafador, tafur, fullero, garitero, baratero, ventajista, matutero, cuco, chamarilero, timbero, tramposo, tuno, astuto, golfo, belitre, bergante, artero, vil, alfanate, ruin, tunante, zascandil, retrechero, bajo, doloso, desvergonzado, charrán, ribaldo, alfarnate, infame, mantés, ladino, taimado, vivo, quídam, badulaque, ñiquiñaque, modrego, paria, arrastrado, zorro, galopo, galopín, guripa, sinvergüenza, gamberro, desarrapado, indeseable, canalla, golfante, perillán, chusma, hampón, buscón, trotacalles, etc., etc., etc...

Cualquier relación causal entre los sustantivos de más arriba y el inquilino del piso de más abajo es mera coincidencia.



Palacio de La Moncloa, Madrid, España



Y ahora, como decía Sócrates, Ιωμεν: nos vamos. Sean felices, por favor, a pesar de todo. Tamaragua, amigos. HArendt




HArendt




Entrada núm. 2843
elblogdeharendt@gmail.com
La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura (Voltaire)