sábado, 27 de agosto de 2016

[Un clásico de vez en cuando] Hoy, con "Edipo rey", de Sófocles



Melpómene, musa de la Tragedia 


En la mitología griega, Melpómene (en griego Μελπομένη "La melodiosa") es una de las dos Musas del teatro. Inicialmente era la Musa del Canto, de la armonía musical, pero pasó a ser la Musa de la Tragedia como es actualmente reconocida. Melpómene era hija de Zeus y Mnemósine. Asociada a Dioniso, inspira la tragedia, se la representa ricamente vestida, grave el continente y severa la mirada, generalmente lleva en la mano una máscara trágica como su principal atributo, en otras ocasiones empuña un cetro o una corona de pámpanos, o bien un puñal ensangrentado. Va coronada con una diadema y está calzada de coturnos. También se la representa apoyada sobre una maza para indicar que la tragedia es un arte muy difícil que exige un genio privilegiado y una imaginación vigorosa. Un mito cuenta que Melpómene tenía todas las riquezas que podía tener una mujer, la belleza, el dinero, los hombres, solo que teniéndolo todo no podía ser feliz, es lo que lleva al verdadero drama de la vida, tener todo no es suficiente para ser feliz.

Les pido disculpas por mi insistencia en mencionar a los clásicos, de manera especial a los griegos, y de traerlos a colación a menudo. Me gusta decir que casi todo lo importante que se ha escrito o dicho después de ellos es una mera paráfrasis de lo que ellos dijeron mucho mejor. Con toda seguridad es exagerado por mi parte, pero es así como lo siento. Deformación profesional como estudioso de la Historia y amante apasionado de una época y unos hombres que pusieron los cimientos de eso que llamamos Occidente.

No se me ocurre mejor manera de celebrar el día de hoy que trayendo hasta el blog, en el apartado "Un clásico de vez en cuando", el texto de Edipo rey de Sófocles. Pueden leerlo en el enlace inmediatamente anterior. Y ver si lo desean en este enlace o en el vídeo del final de la entrada la representación completa de la obra llevada a cabo en el teatro Principal de Puerto Real por la compañía teatral Phersu en junio de 2012.





Sófocles (496-406 a.C.) fue un poeta trágico griego, autor de obras como Antígona que le sitúan, junto con Esquilo y Eurípides, entre las figuras más destacadas de la tragedia griega. De toda su producción literaria sólo se conservan siete tragedias completas que son de importancia capital para el género. Participó activamente en la vida política de Atenas, ocupando los cargos de heletómano (tesorero de la Liga de Delos) y de estratego durante la Guerra de Samos bajo la autoridad de Pericles. 



Edipo y su hija Antígona


Edipo rey es de fecha desconocida, aunque pudo ser escrita hacia el 430 a.C. y representada antes del 424 a.C. Formaba parte de una tetralogía cuyas otras obras se han perdido. Edipo, rey de Tebas, y marido de Yocasta, investiga por qué Tebas está sufriendo una epidemia de peste y termina descubriendo que él es la causa por haber matado a su padre, Layo, sin saberlo, y haberse casado con su propia madre, Yocasta. La desgracia de Edipo no es producto de culpa alguna. Sófocles deja patente que los acontecimiento humanos están gobernados por los dioses cuyos designios son inaccesibles a los hombres. 





Disfrútenla. Y ahora, como decía Sócrates, Ιωμεν: nos vamos. Sean felices, por favor, a pesar de todo. Tamaragua, amigos. HArendt





HArendt




Entrada núm. 2860
elblogdeharendt@gmail.com
La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura (Voltaire)

2 comentarios:

CARLA BRUNI dijo...

Muy Interesante. Gracias por dejar tantas cosas Buenas.Feliz Domingo

Carlos F. Asís Campos dijo...

Me alegra saber que te resultan interesantes, querida Carla.