martes, 22 de marzo de 2016

[Cuentos para la edad adulta] "La primera nevada", de Julio Ramón Ribeyro






El cuento, como género literario, se define por ser una narración breve, oral o escrita, en la que se narra una historia de ficción con un reducido número de personajes, una intriga poco desarrollada y un clímax y desenlace final rápidos. Durante los próximo meses voy a traer hasta el blog algunos de los relatos cortos más famosos de la historia de la literatura universal. Obras de autores como Phili p K. Dick, Franz Kafka, Herman Melville, Guy de Maupassant, Julio Cortázar, Alberto Moravia, Juan Rulfo, Jorge Luis Borges, Edgar Allan Poe, Oscar Wilde, Lovecraft, Jack London, Anton Chejov, y otros. 

Continúo hoy la serie de Cuentos para la edad adulta con el titulado La primera nevada, de Julio Ramón Ribeyro (1929-1994), escritor peruano, considerado uno de los mejores cuentistas de la literatura latinoamericana. Es una figura destacada de la Generación del 50 de su país, a la que también pertenecen narradores como Mario Vargas Llosa, Enrique Congrains Martin y Carlos Eduardo Zavaleta. Su obra ha sido traducida al inglés, francés, alemán, italiano, holandés y polaco. Aunque el mayor volumen de su obra lo constituye su cuentística, también destacó en otros géneros: novela, ensayo, teatro, diario y aforismo. En el año de 1994 ganó el reconocido Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo.

La primera nevada tiene un marcado componente autobiográfico pues parece rememorar las primeras experiencias de su autor como exiliado aventurero en la vida de la capital francesa. El relato se centra en la efímera convivencia de dos jóvenes intelectuales peruanos en París: uno de clase media, y otro de clase baja limeña, bohemio y marginado, que se le impone al primero como huésped en su habitación de hotel, compartiendo momentos de solidaridad forzada que concluyen con un arrepentimiento tardío por parte de quien entiende que debe defender sus legítimos derechos... Espero que les guste.


Julio Ramón Ribeyro

***


Disfruten de él. Y ahora, como decía Sócrates, Ιωμεν: nos vamos. Sean felices, por favor, a pesar de todo. Tamaragua, amigos. HArendt




HArendt




Entrada núm. 2653
elblogdeharendt@gmail.com
La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura (Voltaire)
Publicar un comentario