jueves, 7 de enero de 2016

[Cuentos para la edad adulta] Hoy, "Markheim", de Robert Louis Stevenson





El cuento, como género literario, se define por ser una narración breve, oral o escrita, en la que se narra una historia de ficción con un reducido número de personajes, una intriga poco desarrollada y un clímax y desenlace final rápidos. Durante los próximo meses voy a traer hasta el blog algunos de los relatos cortos más famosos de la historia de la literatura universal. Obras de autores como Philip K. Dick, Franz Kafka, Herman Melville, Guy de Maupassant, Julio Cortázar, Alberto Moravia, Juan Rulfo, Jorge Luis Borges, Edgar Allan Poe, Oscar Wilde, Lovecraft, Jack London, Anton Chejov, y otros. 

Continúo hoy la serie de Cuentos para la edad adulta con el titulado Markheim, de  Robert Louis Balfour Stevenson (1850-1894), novelista, poeta y ensayista escocés. Su legado es una vasta obra que incluye crónicas de viaje, novelas de aventuras e históricas, así como lírica y ensayos. Se le conoce principalmente por ser el autor de algunas de las historias fantásticas y de aventuras más clásicas de la literatura juvenil, como La isla del tesoro, la novela histórica La flecha negra y la popular novela de terror El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde, dedicada al tema de los fenómenos de la personalidad escindida y que puede ser leída como novela psicológica de horror. Varias de sus novelas continúan siendo muy famosas y algunas de ellas han sido llevadas varias veces al cine del siglo XX, en parte adaptadas para niños. Fue importante también su obra ensayística, breve pero decisiva en lo que se refiere a la estructura de la moderna novela de peripecias. Fue muy apreciado en su tiempo y siguió siéndolo después de su muerte. Tuvo continuidad en autores como Joseph Conrad, Graham Greene, G. K. Chesterton y H. G. Wells y en los argentinos Adolfo Bioy Casares y Jorge Luis Borges.


La trama del relato es la siguiente: En vísperas de Navidad, Markheim, un buscavidas, entra en la tienda de un anticuario al que ya conoce por haberle vendido con anterioridad antigüedades robadas. Markheim le comenta que viene a comprar un regalo navideño para una dama. El anticuario le propone un espejo, pero Markheim no acepta la sugerencia y después de discutir un rato le pide al anticuario que le enseñe otras cosas. El anticuario se da la vuelta y Markheim le mata con una daga, le quita las llaves y sube las escaleras de la tienda en busca de dinero. Oye que llaman a la puerta. Espera hasta que el visitante desiste y se marcha. Markheim entra en un salón y allí se encuentra con un hombre de apariencia normal que él cree que es el demonio. Charlan un rato sobre la vida de Markheim y sobre si él ha sido un buen o mal hombre, aunque sus acciones hayan sido reprobables. La criada del anticuario interrumpe la conversación; Markheim se pone nervioso y no sabe que hacer. El personaje desconocido le sugiere que mate a la criada...

Espero que disfruten del relato. Y ahora, como decía Sócrates, Ιωμεν: nos vamos. Sean felices, por favor, a pesar de todo. Tamaragua, amigos. HArendt




Robert Louis Stevenson



Entrada núm. 2564
elblogdeharendt@gmail.com
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)