jueves, 20 de agosto de 2015

[Literatura] Cuentos para la edad adulta. Hoy, "Harrison Bergeron", de Kurt Vonnegut








Durante unos meses quiero traer hasta el blog algunos de los relatos cortos más famosos de la historia de la literatura universal. Obras de autores como Philip K. Dick, Franz Kafka, Herman Melville, Guy de Maupassant, Julio Cortázar, Alberto Moravia, Juan Rulfo, Jorge Luis Borges, Edgar Allan Poe, Oscar Wilde, Lovecraft, Jack London, Anton Chejov, y otros... 

Hoy continúo la serie con "Harrison Bergeron", de Kurt Vonnegut (1922-2007). Escritor estadounidense, cuyas obras, generalmente adscritas al género de la ciencia ficción, participan también de la sátira y la comedia negra. Fue seguidor de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles y presidente honorario de la Asociación Humanista Estadounidense. Su experiencia como soldado y prisionero de guerra durante la Segunda Guerra Mundial tuvo una gran influencia en su obra literaria. En 1950 publicó su primer relato, y a punto de abandonar la escritura, recibió la oferta de un empleo en el taller de escritores de la Universidad de Iowa. Su primera novela, "La pianola", de 1952, es una distopía que describe un mundo en el que los humanos han sido sustituidos por máquinas. Más adelante publicó "Las sirenas de Titán" (1959) y "Cuna de gato" (1963), que se convirtió en un superventas. Se constituyó en uno de los críticos más feroces de la sociedad contemporánea, aludiendo a la guerra, la destrucción del medio ambiente y la deshumanización. Expresó estos temas a través de la ciencia ficción, mezclándola con un humor ácido e hilarante. Sus personajes, parte importante del universo narrativo de Vonnegut, salen en distintas novelas. Su novela "Matadero cinco" es hoy considerada una de las obras más importantes de la literatura estadounidense del siglo XX.

Y ahora, como decía Sócrates, "Ιωμεν", nos vamos. Sean felices, por favor. Tamaragua, amigos. HArendt



Kurt Vonnegut




Entrada núm. 2416
elblogdeharendt@gmail.com
La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura (Voltaire)
Publicar un comentario