jueves, 30 de diciembre de 2010

Propósitos para el año nuevo







Lucerito y su mamá




La una de la mañana y aquí estoy haciendo guardia con un ojo abierto y otro cerrado, vigilando al enano que salió al mundo el pasado día 15. Ya no puedo contar batallas de embarazada pero... esta mañana, de paseo, ya puedo decir que la educación también es nula cuando te ven con el cochecito por la calle. Se creerán que como tiene ruedas no puede ir por la acera.

Un año más para aumentar las arrugas y otro que empieza limpio para poder ensuciar, usar y mangonear. Como siempre diremos que toca ponerse a dieta, buscar tiempo para estudiar inglés y quizá para ser mejor persona. Por ahora yo me conformo con conseguir dormir dos horas seguidas, que se tome el biberón sin que yo pierda los nervios y en disfrutar de mi lucero (cosas de familia que mejor no explicar). Ahora toca ponerse la lencería rojo, comer lentejas, atragantarse con las uvas y lo que es más importante, intentar llegar despiertos a las doce de la noche el 31. Puede que este año lo celebre con "Australia" para evitar que se me pase.

Feliz Navidad para quien la celebrara, feliz Solsticio, y feliz año 2011 para todos. Nos vemos. Ruth












--
Entrada núm. 1339 -
http://harendt.blogspot.com
"Pues, tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
Publicar un comentario