domingo, 26 de diciembre de 2010

El discurso del rey






Escudo de armas del rey




En su libro, ya un clásico, Estado de derecho y democracia de partidos, el profesor de derecho constitucional Antonio Torres del Moral dice que los gobiernos de las monarquías parlamentarias no suelen, por respeto institucional, comentar los discursos del rey. Un año más, siguiendo con la tradición el rey, Juan Carlos pronunció la noche del 24 de diciembre su acostumbrado mensaje navideño a los españoles, el único en el que no es obligada la supervisión del gobierno. Las reacciones de los partidos, no sujetos a ese respeto institucional debido al jefe del estado, aunque algunos tan solo por educación deberían medir el alcance de sus palabras, han sido las esperadas: socialistas y populares, las comparten (los segundos, con matices, como no podía ser menos), la izquierda lo desaprueba, y buena parte de los nacionalistas, no todos, lo critican o ni están ni se les espera. Por mi parte un solo y repetuoso, ¡gracias, Señor!, y Feliz Navidad también para usted. Sean felices. Tamaragua, amigos. HArendt





El rey Juan Carlos I





-- 
Entrada núm. 1336 -
http://harendt.blogspot.com
"Pues, tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
Publicar un comentario