miércoles, 1 de mayo de 2013

Escribir por escribir: Cervantes, Borges, Edwards..., y todos los demás






Escribir por escribir



No puede ser sino casualidad que un acendrado defensor del "azar", la diosa Tyké de los clásicos como hacedora de la vida y de la historia (no hay historia sin vida, decía Hannah Arendt) se encuentre hoy en unas horas y sin buscarlas, dos referencias a uno de sus escritores favoritos, el chileno Jorge Edwards, del que les recomiendo una de las novelas más "deliciosas" que he leído: "El origen del mundo" (Tusquets, Barcelona, 1996). Escribí sobre ella por mayo de 2008, y a la entrada de entonces les remito.

La primera de las referencias citadas es una crónica del corresponsal del diario El País en París, Miguel Mora, en la que nos relata las andanzas y vivencias parisinas, desde hace decenios, del actual embajador de Chile en Francia, el escritor Jorge Edwards. Una crónica tan "deliciosa" como la novela que les recomendaba anteriormente que, ¡como no!, transcurre en París.

La segunda, es del propio Jorge Edwards, titulada "La cueva de Montesinos y El Aleph", y es la ponencia que presentara en el III de los Congresos Internacionales de la Lengua Española, celebrado en la argentina ciudad de Rosario en 2004.

¿Que de qué va la ponencia? Pues de como los personajes de ficción, en este caso, los creados respectivamente por Cervantes y Borges en sus "Don Quijote de la Mancha" y "El Aleph", campan por sus respetos y sin el permiso ni opinión de sus autores por el proceloso mundo del vivir y el existir. Pero tambien hay referencias explícitas a otros muchos personajes literarios y a sus progenitores. A mí me ha encantado. Espero que a ustedes también. ¿Acaso, me pregunto yo, el que los personajes logren independizarse de sus autores, no es precisamente en lo que consiste la literatura?... 

La viñeta que abre la entrada me la ha enviado esta mañana una amiga francesa a través del Facebook. La traducción no tiene complicación alguna: "¿Escribir sin motivo, no es el más bello motivo para escribir?". Lo comparto.

Sean felices, por favor, aunque se que a veces, muchas veces, duele y cuesta hasta el intentarlo. Y como decía Sócrates, "Ιωμεν". Tamaragua, amigos. HArendt





Jorge Edwards







Entrada núm. 1860
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)
Publicar un comentario