sábado, 22 de octubre de 2016

[Poesía y pintura] Hoy, con Joaquín Arcadio Pagaza y Amedeo Modigliani



Apolo y las Musas, de Bertel Thorvaldsen


Durante las próxima semanas voy a intentar unir en una misma entrada algunos de los más bellos sonetos de amor en lengua española y de mis pinturas clásicas favoritas. Espero que sean de su agrado. Hoy dedico la entrada al poeta Joaquín Arcadio Pagaza y su soneto Asoma, Filis, soñoliento el día, y al pintor Amedeo Modigliani y uno de sus famosos cuadros de desnudos femeninos. Disfruten de ambos. 



Joaquín Arcadio Pagaza


Joaquín Arcadio Pagaza y Ordóñez (1839-1918) fue un prelado católico, escritor y académico mexicano. Escribió poesía ya desde desde su época de seminarista que se dieron a conocer en el periódico La Voz de México. En 1882 fue elegido miembro de la Academia Mexicana de la Lengua. En 1889 la Academia de la Arcadia de Roma le otorgó el título de árcade romano con  el seudónimo de Clearco Meonio. En 1895 fue nombrado obispo de Veracruz. Siguió publicando poemas hasta su muerte.  Les dejo con su soneto Asoma, Filis, soñoliento el día.


ASOMA, FILIS, SOÑOLIENTO EL DÍA

Asoma, Filis, soñoliento el día
y llueve sin cesar; en los cercanos
valladares, al pie de los bananos,
mi grey se escuda de la niebla fría.

Las vacas a sus hijos con porfía
llaman de los corrales, en pantanos
convertidos, y ruedan en los llanos
pardas las nubes, y en la selva umbría

oye... se arrastran sobre el techo herboso
los tiernos sauces con extraño brío
al mecerlos el viento vagoroso

que, trayendo oleadas de rocío,
por las rendijas entra querelloso:

prende el fogón, amiga, tengo frío.



***


Amedeo Modigliani



Amedeo Clemente Modigliani (1884-1920) fue un pintor y escultor italiano. Trabajó principalmente en Francia adonde se mudó con tan solo 22 años, entrando en contacto con prominentes artistas como Picasso y Brâncusi. Es conocido por sus retrato y desnudos en un estilo que se caracterizaba por el alargamiento de los rostros y las figuras. Durante su vida tuvo poco éxito y no fue sino posteriormente que su obra fue apreciada logrando sus trabajos un alto precio. Murió a los 35 años de una meningitis ocasionada por tuberculosis. Les dejo con uno de sus desnudos más famosos.


Desnudo (1917)



Y ahora, como decía Sócrates, Ιωμεν: nos vamos. Sean felices, por favor, a pesar de todo. Tamaragua, amigos. HArendt






HArendt




Entrada núm. 2976
elblogdeharendt@gmail.com
La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura (Voltaire)
Publicar un comentario