sábado, 26 de noviembre de 2011

Repensar la izquierda: "¿Blowing in the wind?"






Norberto Bobbio






En su libro "Derecha e izquierda" (Taurus, Madrid, 1998). el filósofo y politólogo italiano Norberto Bobbio afirmaba: "aquellos que dicen que no hay diferencias entre la izquierda y la derecha son siempre de derechas". El historiador británico Tony Judt, fallecido el pasado año, en su también afamado libro "Algo va mal" (Taurus, Madrid, 2010), expresaba la necesidad de repensar la izquierda, siempre desde presupuestos estrictamente democráticos, si no se quería que desapareciera de la política el ideal de progreso de las libertades y derechos ciudadanos arrollados por el fenómeno de la globalización financiera. De ambos autores y libros ya he escrito en ocasiones anteriores en el blog; a ellas me remito.

Hoy publica El País un interesante artículo, "Aprender de la derrota", del diputado socialista Odón Elorza, con el que coincido plenamente, y que comparte muchos de los presupuestos expresados por Bobbio y Judt sobre la necesidad de "repensar" la izquierda.

En democracia, las derrotas en la urnas nunca son irreversibles. Y deberíamos aprender de ellas, algo, por lo que veo, bastante difícil de asumir por los que viven "de" la política más que "para" la política, que son "casi" todos los que están. Esta entrada se la dedico especialmente a todas aquellas personas y ciudadanos que creen que la política está por encima de la economía; que la democracia, las libertades y los derechos individuales están por encima de los mercados, los banqueros y las agencias de calificación; que las necesidades sociales no pueden ser preteridas a las necesidades financieras; que Europa (otra Europa federal, no ésta de mercaderes) es la solución, y no el problema.

No se si lo anterior está escrito sobre el viento, como reza el título de la hermosa canción interpretada por Joan Baez que acompaña la entrada. De lo que estoy seguro es de que este viento reaccionario que nos arrasa ahora mismo no puede, no debe conformarnos. 

Sean felices, por favor. Tamaragua, amigos. HArendt






Tony Judt







-- 
Entrada núm. 1426 -
http://harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)

3 comentarios:

GRAMSCIEZ dijo...

¿Harendt? es por la ayusa Hanna Arendt, la díscipula fea, judia-vendida al imperialismo- no es antisemitismo, ya que yo mimo soy de descendencia judia, y Karl Marx y muchos otros genios y grandes hombres y lo contrario también, cómo Lev Brostein, el traidor y falsario--farisea, tramposa, mediocre y dejectable activista del Anticomunismo, falsificadora en mil programas e ideas-- LA REVOLUCIÓN FRANCESA sería mala por violenta, sobre todo en 1793, y la RUSA de 1917 más aún, claro, pero la EEUU de 1773 y o más la efectiva de 1776, la de Adams y Washington, de Madiso, de Jefferson( bueno, éste a medias ya que no era LIBERAL) y demás padres de la PATRIA - je¡je¡ si lo leyera Charles A. BEARD, de descojonaría!!!--es la guía cenital de la CIA CULTURAL de los años 40, 50 y 60, y hasta 70, con más trucos que un juego de chinos!!!
lo de tontón JUDT, ya es definitivo, aunque la referencia de Aynn Rand, la rusa idividualista, y "Fléau" admiradora de de Hobbes, ya es de TRACA!!!
esto pasa cuando se pone el enfasis en los llamados "DERECHOS INDIVIDUALES",¿Pero, existen realmente el individuo, o es un constructo del liberalismo y de la ideología de HOBBES; MANDELVILLE y D. DEFOE, tras la guerra de los 30 años 1618-48?:sino véase, hasta en la ciencia lo ha contaminado, C.F.;
http://amistadhispanosovietica.blogspot.com/2011/11/ha-muerto-la-biologa-lynn-margulis.html
Cf

GRAMSCIEZ dijo...

Erratum:
es Lev davidovitch BRONSTEIN; alias Trotsky, el acomplejado de MOISES, y no "Brostein".
¡Disculpas!

Carlos "HArendt" Campos dijo...

Muchas gracias por su comentario. No lo comparto en absoluto, pero este blog siempre estará abierto para quién desee escribir en él. Y sí, lo de HArendt es por la pensadora norteamericana de origen judeo-alemán, Hannah Arendt, a la que admiro profundamente. Por cierto, yo también soy descendiente de judíos conversos. Y una última puntualización, ¿si los derechos no son derechos individuales, que son? ¡No me diga que los pueblos, los estados, las naciones, o las clases están por encima y por delante de los individuos...! ¿De verdad se lo cree?... Un saludo afectuoso, a pesar de todo.