miércoles, 29 de junio de 2016

[Cuentos para la edad adulta] Hoy, "Los asesinos", de Ernest Hemingway





El cuento, como género literario, se define por ser una narración breve, oral o escrita, en la que se narra una historia de ficción con un reducido número de personajes, una intriga poco desarrollada y un clímax y desenlace final rápidos. Durante los próximo meses voy a traer hasta el blog algunos de los relatos cortos más famosos de la historia de la literatura universal. Obras de autores como Philip K. Dick, Franz Kafka, Herman Melville, Guy de Maupassant, Julio Cortázar, Alberto Moravia, Juan Rulfo, Jorge Luis Borges, Edgar Allan Poe, Oscar Wilde, Lovecraft, Jack London, Anton Chejov, y otros.

Continúo hoy la serie de Cuentos para la edad adulta con el titulado Los asesinos, de Ernest Miller Hemingway (1899-1961), escritor y periodista estadounidense y uno de los principales novelistas y cuentistas del pasado siglo. Su estilo sobrio y minimalista tuvo una gran influencia sobre la ficción del siglo XX, mientras que su vida de aventuras y su imagen pública dejó huellas en las generaciones posteriores. Ganó el Premio Pulitzer en 1953 por El viejo y el mar y al año siguiente el Premio Nobel de Literatura.3

Los asesinos es un cuento sostenido mediante el diálogo cortante, seco, frío, objetivo y condicionante de la acción de los personajes. Dos asesinos a sueldo entran preguntando por una persona en un pequeño restaurante de pueblo. Saben que esa persona cena todas las noches en él por lo que deciden esperarlo reteniendo a los empleados y clientes del bar... Disfrútenlo.






Y ahora, como decía Sócrates, Ιωμεν: nos vamos. Sean felices, por favor, a pesar de todo. Tamaragua, amigos. HArendt




HArendt




Entrada núm. 2804
elblogdeharendt@gmail.com
La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura (Voltaire)

3 comentarios:

Mark de Zabaleta dijo...

Muy bueno...

Ángeles Impíos dijo...

No he leído este cuento de Hemingway; en realidad, he leído poco de él, y, sin embargo, me encantó El viejo y el mar. Un saludo, Carlos.

Carlos F. Asís Campos dijo...

Otro para ti, querida Ángeles. Y gracias de nuevo, amigo Mark.