domingo, 25 de enero de 2009

"Que se avergüence quien haya pensado mal"

"Que se avergüenze el que haya pensado mal". Doña Esperanza Aguirre, condesa de Murillo, presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, es, sin duda, una mujer culta. Así que es más que probable que conozca la frase que da título a este comentario, pronunciada por el rey Eduardo III de Inglaterra a mediados del siglo XIV con ocasión de un lance cortesano que se hizo célebre. Y que haya pensado en ella (a mi, infinitamente menos culto que la señora condesa, me ha venido enseguida a la cabeza) a raíz de la que le está cayendo encima por causa de la trama de espionaje interno en el seno del PP madrileño puesta en público por el diario El País. Sinceramente, los problemas internos de los partidos, y los del PP en particular (perdónenme lo soez de la expresión) me la traen floja, así que mencionado el asunto, voy a referirme a la destacada influencia francesa (o más específicamente normanda; pues fueron normandos, no los autóctonos sajones, los fundadores del Reino de Inglaterra) en la tradición británica.

Dos ejemplos. El lema de la monarquía británica: "Dieu et mon droit" (1): Dios y mi derecho, así escrito, en francés. Y también, en francés, la fórmula mediante la cual la reina de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, sanciona y promulga las leyes del reino: "La Reine le veult" (2): La Reina lo quiere. Por último, la historia del lance que dio origen a la frase "Honi soit qui mal y pense" (3) y con ella al nacimiento de la Orden de la Jarretera, una de las más preciadas condecoraciones de la monarquía británica.

Cuenta la leyenda que una noche en que el rey Eduardo III de Inglaterra estaba bailando con la condesa de Salisbury en una gran fiesta de la corte, hacia el año 1344, la dama perdió su jarretera (liga). Después de recogerla, cuando el rey estaba devolviéndosela, se dio cuenta de que la gente de su alrededor estaba sonriendo y murmurando. Airado, exclamó "honi soit qui mal y pense" (que se avergüence el que mal haya pensado), y colocándose la media sobre su propio muslo, añadió que haría la pequeña jarretera azul tan gloriosa que todos querrían poseerla. Con tal fin creó el rey la Orden de la Jarretera, cuyo símbolo es una jarretera azul oscuro, de borde dorado en la que aparecen en francés las palabras dichas por el rey. Buen fin de semana. Y sean felices, por favor. Tamaragua. (HArendt)




http://participacion.abc.es/myfiles/tiempovariable/jarretera.jpg
Emblemas de la Orden de la Jarretera




Notas:
(1) http://es.wikipedia.org/wiki/Dieu_et_mon_droit
(2) http://en.wikipedia.org/wiki/Royal_Assent
(3) http://es.wikipedia.org/wiki/Orden_de_la_Jarretera

Fotos:
(1) Emblemas de la Orden de la Jarretera:
http://participacion.abc.es/myfiles/tiempovariable/jarretera.jpg
(2) Escudo de Armas del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte:
http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/8/84/UK_Royal_Coat_of_Arms.svg/250px-UK_Royal_Coat_of_Arms.svg.png




http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/8/84/UK_Royal_Coat_of_Arms.svg/250px-UK_Royal_Coat_of_Arms.svg.png
Escudo de Armas del Reino Unido




.../...
Publicar un comentario