viernes, 9 de agosto de 2013

Con el gusto perdido. Del blog Pensando en la estación









Hacìa tres años que su vida había cambiado. Su marido la dejó tras quince años de matrimonio, por incompatibilidad de caracteres, como él decía. Eso fue el principio de todo. Empezó a descuidar su trabajo, llegaba tarde, olvidaba reuniones y no cumplía los objetivos; hasta llegar a perderlo... (sigue aquí).





Entrada núm. 1934
http://harendt.blogspot.com
Pues tanto como saber me agrada dudar (Dante Alighieri)
Publicar un comentario