domingo, 18 de septiembre de 2011

La antepenúltima (gilipollez) del editor de "El Día"







Caricatura de don José Rodríguez, editor de El Día de Tenerife




Se cuenta una anécdota muy ilustrativa, supongo que apócrifa, sobre el suceso que llevo al escritor británico Graham Greene a convertirse al catolicismo, Al parecer, una lluviosa tarde londinense, Greene buscó refugio en un templo católico para resguardarse de la que estaba cayendo sobre la ciudad. Llegó justo en el momento de la homilía del sacerdote oficiante. Asombrado ante la cantidad de sandeces y superficialidades que escuchó en la misma, decidió convertirse al catolicismo. La razón era de peso: si con personas "así" la iglesia romana había sido capaz de sobrevivir 2000 años y llegar adonde había llegado, es que era la "verdadera" iglesia de Cristo.


Unas de mis distracciones domingueras es leer la gilipollez semanal que en el diario "El Día" de Tenerife, escribe su editor, director y propietario, don José Rodríguez Ramírez, más conocido por "Don Pepito". Antes, lameculos oficial de los capitanes generales del franquismo canario; ahora, independentista de pro, partidario de la entrada de Canarias en la Organización para la Unidad Africana (OUA), y admirador convencido del fundador del MPAIAC (Movimiento para la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario), el abogado don Antonio Cubillo; y siempre, debelador incansable de la isla de Gran Canaria.

A mi parece muy bien que se defienda la independencia del archipiélago canario, y hasta del Distrito de Chueca madrileño, aunque el nacionalismo, y no digamos el independentismo, me la sudan, literalmente. Mientras no pongan bombas y no utilicen ningún tipo de violencia física, ideológica, psicológica o moral para hacer triunfar sus ideas y exponer sus opiniones. no tengo nada que objetar, pero al menos que lo hagan con inteligencia. 

Podía haber reproducido cualquier otra de sus arengas, pero ha coincidido que hoy tenía otras cosas mejores en que entretenerme, y aunque me incordia un tanto hacerle la propaganda a don José, leyendo su "epístola" semanal me he acordado de la anécdota sobre Graham Greene y me he animado a reproducirla, una y otra: anécdota y homilía. La antepenúltima (gilipollez) del susodicho puedan leerla aquí. Les deseo suerte y paciencia. Y espero que comprendan por que sigo leyendo "El Día" de Tenerife: por la evidente conclusión de que si ha sido capaz de sobrevivir a un editor y propietario como don José Rodríguez es que sigue siendo un buen periódico. A pesar de su dueño...

Como compensación ante tamaño esfuerzo les invito a ver el vídeo de la televisión canaria sobre los cuatro Parques Nacionales del archipiélago que acompaña esta entrada. Merece la pena.

Sean felices, por favor. Tamaragua, amigos. HArendt 





Antonio Cubillo, fundador del MPAIAC




-- 
Entrada núm. 1402 - 
http://harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son ella páginas en blanco" (Hegel)

3 comentarios:

Josep Pradas dijo...

Pues no he podido acabar de leer el artículo, por falta de paciencia política, pero me ha encantado la anécdota de Greene. Un saludo,
Josep

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Impresionante...

Carlos "HArendt" Campos dijo...

Tienen que ser el siroco que sopla fuerte desde el cercano Sahara... Pero a este hombre hace bastante tiempo que se le fue la olla. Sin remedio. Lo que nadie entiende en Canarias es como los fiscales no le han metido ya en chirona, más por gilipollas que por otra cosa. La cuestión es que está llevando a un periódico histórico a la ruina. Un abrazo a ambos.