sábado, 23 de abril de 2011

Stéphane Hessel: ¡Indignaos, jóvenes de Europa!






Stéphane Hessel




Estoy con él, decididamente. "Él, es Stéphane Hessel, por supuesto. Y con el llamamiento a la juventud europea que se contiene en su libro-manifiesto "¡Indignaos!" (2), que pueden leer íntegramente en este enlace. Pero me abruma y desasosiega observar el ingenuo voluntarismo de muchos bienintencionados, la puerilidad ignorante de otros y el oportunismo de casi todos los que se indignan en estos días contra el capitalismo, el FMI, los bancos, la Unión Europea, los gobiernos y la democracia liberal...  Cuidado, mucho cuidado con las utopías y las revoluciones que prometen un mundo distinto y mejor. Ya sabemos como comienzan, pero también como terminan; algunas, la mayoría, en un baño de sangre.... Las utopías no dejan de ser ideologías, y las dos grandes ideologías que alumbró el pasado siglo XX, no acabaron con el mundo por pura casualidad y no trajeron a Europa nada más que sufrimiento, muerte y desolación... Mucho ojo con ese "Fiat iustitia et pereat mundus" (Hágase justicia y perezca el mundo) del emperador Fernando I (siglo XVI). Nunca la utopía debería estar por encima de los seres humanos.

Vuelvo a mi siempre inagotable fuente de inspiración, Hannah Arendt: "Una ideología difiere de una simple opinión en que afirma poseer, o bien la clave de la Historia, o bien la solución de todos los "enigmas del Universo" o el íntimo conocimiento de las leyes universales ocultas que, se supone, gobiernan a la Naturaleza y al hombre. Pocas ideologías han ganado suficiente importancia como para sobrevivir a la dura lucha competitiva de la persuasión y solo dos han llegado a la cima y han derrotado esencialmente a las demás: la ideología que interpreta a la Historia como una lucha económica de clases y la que interpreta a la Historia como una lucha natural de razas" ["Los orígenes del totalitarismo. II. Imperialismo" (Alianza, Madrid, 1987)]. 

¡Indignaos, jóvenes! ¡Tenéis todas las razones para hacerlo! Reclamad la herencia de vuestros padres y engrandecedla; pero no tiréis por la borda cuanto ellos os legaron. Luchad contra los que la han dilapidado y expulsadlos, pero no sigáis a los que os prometen utopías y mundos futuros que solo existen en su imaginación. Indignaos, pero no dejéis que la cólera enturbie vuestra razón. Y sed felices a pesar de todo, por favor. Al menos, intentadlo. Tamaragua, amigos. HArendt





Portada de "¡Indignaos", de Stéphane Hessel





--
Entrada núm. 1369
http://harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
Publicar un comentario