martes, 30 de abril de 2013

Pensando en la estación: La importancia de un buen título








Pensando en la estación: La importancia de un buen título

Cuando miro las estadísticas del blog, que son muy bajitas o escasas en comparación con la de muchísima gente, hay dos cosas que ...







Entrada núm. 1859
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

Pensando en la estación: ¿Escribes? No lo hubiese dicho nunca.












Pensando en la estación: ¿Escribes? No lo hubiese dicho nunca.

Es curioso lo poco que se nos llega a conocer en ciertos ámbitos de nuestra vida. De mi entorno familiar antes del blog solo mi padre...





Entrada núm. 1858
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

Pensando en la estación: La canela para las natillas o lo que es lo mismo: ...









Pensando en la estación: La canela para las natillas o lo que es lo mismo ...

¿Han visto la última estupidez del youtube? Se llama "El reto de la canela" pero debería llamarse "El reto de los to...
Etiquetas




Entrada núm. 1857
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

Pensando en la estación: Sin viaje no hay estación.










Pensando en la estación: Sin viaje no hay estación.

Echo de menos la estación por las mañanas. Notar el aire frío en la cara y los bostezos en el banco. Ver como poco a poco va salien...





Entrada núm. 1856
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

domingo, 28 de abril de 2013

29 de abril de 1483: Gran Canaria entra en la Historia. (Reedición)




El Roque Nublo (Gran Canaria) y el Teide (Tenerife)




En diciembre de 1969 me faltaban a penas unas semanas para terminar mi servicio militar. Estaba destinado en el Batallón de Infantería del Ministerio del Ejército, perteneciente al Regimiento "Inmemorial del Rey, Núm. 1", el regimiento de infantería más antiguo del mundo, en el hoy Cuartel General del Ejército de Tierra, con sede en el Palacio de Buenavista de la madrileña plaza de Cibeles. Yo tenía 22 años, llevaba dos años casado, y mi hija mayor, Myriam, con 13 meses de edad, y su madre vivían en nuestra casa de Las Palmas de Gran Canaria.

Con motivo de las fiestas de la Inmaculada, la patrona de la Infantería española, el batallón convocó un concurso de relatos literarios entre sus miembros. El 8 de diciembre, día de la Inmaculada, me dieron un diploma en el que me declaraban ganador del tercer premio por un relato titulado: "29 de abril de 1483: Gran Canaria entra en la Historia". No guardo copia del relato, aunque sí el diploma. Y nunca, hasta mucho después de tal fecha, me había parado a reflexionar si la concesión del premio pudo estar influenciada por el hecho, aparte de la mucha o poca valía literaria del texto, de que el teniente-coronel jefe del batallón era un laureado militar grancanario llamado Antonio Alemán Ramírez, que llegaría más tarde al grado de teniente general del ejército.

Sobre mi pasión filial por Gran Canaria, la tierra en la que vivo desde entonces, y la fecha del 29 de abril de 1483 de la que mañana se cumplen 530 años, en que culmina la conquista y pacificación de Gran Canaria por los Reyes Católicos y queda incorporada la isla a la corona de Castilla, ya he escrito en otras ocasiones.

Hoy quisiera remitirles de nuevo a mi entrada de esa misma fecha del pasado año, y por sus especiales connotaciones históricas, recomendarles una relectura crítica de la misma.

No modifico lo que contaba en ella ni un ápice; al contrario, ahora más que nunca creo que somos un gran pueblo, canarios y españoles, que no nos merecemos la clase política gobernante que padecemos; que sí, de acuerdo, que están ahí porque les hemos votado nosotros, canarios y españoles, no neozelandeses ni marcianos, pero que también se mantiene en sus poltronas, pegados como con poxipol, por un sistema electoral hecho a la medida de sus mediocres intereses de partido, cuando no meramente personales, en los que los generales de sus conciudadanos no cuentan para nada. Por mi parte no va a quedar el moverles la silla en lo que pueda y sepa hasta que se les despegue.

Feliz día a todos los grancanarios. A pesar del gobierno. A pesar del mundo. A pesar de todo. Les invito a disfrutar de esta hermosísima versión del himno oficial de Gran Canaria, "Sombra del Nublo", cantada al alimón por Los Sabandeños y el universal tenor grancanario Alfredo Kraus en 1993. Espero que la disfruten. Tamaragua, amigos. HArendt



Las Palmas de Gran Canaria desde el aire





Entrada núm. 1855
http:/harendt.blogspot.com
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)

viernes, 26 de abril de 2013

Pensando en la estación: El poeta









Pensando en la estación: El poeta

El día está gris. Pero es un gris triste. El mar está picado. Y el viento mueve las hojas de las palmeras mientras una gaviota vuela ...








Entrada núm. 1854
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

jueves, 25 de abril de 2013

Pensando en la estación: La lotería que cambiará mi vida.










Pensando en la estación: La lotería que cambiará mi vida.

 Tengo pensado sacarme la lotería antes de verano e irme de vacaciones. Antes de irme llamaré a todos esos señores de bancos y demás, le...







Entrada núm. 1853
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

miércoles, 24 de abril de 2013

Pensando en la estación: Libros, libros y más libros.




Biblioteca del Trinity College (Dubín)




Pensando en la estación: Libros, libros y más libros.

Vamos a caer en el tópico y hablemos de ellos en un día como hoy: libros. Son una gran adicció...





Entrada núm. 1852
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

lunes, 22 de abril de 2013

23-A: Día del Libro. El Premio Cervantes, Don Quijote, Macbeth, y algunas otras cosas más...





José Manuel Caballero Bonald




Mañana, Día Internacional del Libro, se conmemora el aniversario de la muerte de dos de los más grandes genios literarios de la historia: Miguel de Cervantes y William Shakespeare, fallecidos ambos el 23 de abril de 1616. 

En España, es también la fecha en que se hace entrega solemne del premio "Miguel de Cervantes" (el nobel de literatura de la lengua española) al escritor premiado el año anterior; en esta ocasión al poeta andaluz José Manuel Caballero Bonald, en un acto presidido por los Príncipes de Asturias en la Universidad de Alcalá.

No se me ocurre mejor manera de celebrar tan señala fecha que la de invitar a los lectores de "Desde el trópico de Cáncer" a disfrutar de sendas obras de Cervantes y Shakespeare, ambas sin duda entre las más reconocidas de la literatura univeral: "El Ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha" y "Macbeth". En la seguridad de que les van a resultar epecialmente interesantes aprovecho para desearle un feliz Día del Libro. Y para pedirles que sean felices, por favor; o al menos que lo intenten.

Y que no se amilanen; que podemos conseguirlo. A pesar del desastre de gobierno que padecemo en España y en la Unión Europea; a pesar de todas las crisis del mundo.

El profesor Josep Fontana cita en su libro "La historia después del fin de la historia" (Crítica, Barcelona, 1992) un texto del poeta francés Paul Éluard ("Une leçon de moral", 1950), que no me resisto a transcribir, y que dice así:

"He querido negar, aniquilar, los soles negros de las enfermedades y la miseria, las noches salobres, las cloacas de las sombras y el azar, la miopía, la ceguera, la detrucción, la sangre seca, las tumbas. Aunque no hubiera tenido en toda mi vida, má que un solo momento de esperanzam hubiese librado este combate... Y si los soles de que he gozado han sido rotos por noches innumerables, si no he conocido mi victoria, he conservado la noción de ella. A pesar de todo, en medio del dolor, del peligro y del miedo, he sabido decir las razones negras y blancas de la esperanza".

Y como decía Sócrates, "Ιωμεν". Tamaragua, amigos. HArendt




Cervantes y Shakespeare







Entrada núm. 1851
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

sábado, 20 de abril de 2013

Pensando en la estación: Palpando la Historia









Pensando en la estación: Palpando la Historia

Para aquellos fanáticos de la historia, entre ellos yo, hay sensaciones, que invaden nuestro cuerpo, imposibles de entender para a...






Entrada núm. 1850
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

viernes, 19 de abril de 2013

Pensando en la estación: El amor que dura 300 años










Pensando en la estación: El amor que dura 300 años

Carta de amor de Don Alonso, imagen tomada del Huffington Post. Aunque hace ya veinticinco años que apareció, hace unos días ha s...





Entrada núm. 1849
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

jueves, 18 de abril de 2013

Progreso moral y terrorismo





Boston (16/4/2013)



El terrorismo es intrínsecamente perverso; no hay terrorismo malo y terrorismo bueno; ni de derechas ni de izquierdas; hay terrorismo y terroristas a secas; y todos son deleznables. La vida humana es siempre valiosa en sí misma y  por sí misma, sin etiquetas, matices ni colores.

La simultaneidad en el tiempo, apenas unas horas, de varios hechos que no tienen especial relación entre sí: los atentados de Boston y Mogadiscio (o los que ocurren a diario en Bagdad, Damasco, Beirut, Gaza, Kabul o cualquier otro lugar del mundo) y la lectura de un artículo sobre la historia del progreso moral de la humanidad, me han hecho reflexionar sobre una conversación que hace unos días mantenía en Facebook con un buen amigo en relación con mi entrada del blog titulada "España en crisis. ¿Queda algo en pie?".

Estoy seguro que sin intentención peyorativa alguna me tildaba en ella de "optimista".  Vaya por delante que más que optimista, que no lo soy en esencia, yo me autocalifico como "escéptico", término este que defino  como el de "un optimista chamuscado por la realidad".

En el fondo, o no tan en el fondo, yo soy hegeliano. Como G.W.F. Hegel expone en su "Lecciones sobre la filosofía de la historia univeral" (Alianza, Madrid, 1980), uno de mis libros de cabecera, creo que la historia de la humanidad es la historia de un progreso lineal moral, no necesariamente ni siempre -por desgracia- material del hombre sobre el mundo. A pesar, como comentaba a mi amigo, de todos los meandros, vueltas y revueltas que el fluir de esa historia presenta hasta hoy, sigo creyendo en él.

Ese mismo pensamiento esencial lo compartieron en opinión de Hannah Arendt ("Entre el pasado y el futuro. Ocho ejercicios sobre la reflexión política": Península, Barcelona, 2003), cada uno con matices propios, Kierkegaard, Marx y Nietszche, los tres grandes herederos de Hegel, que pusieron patas arriba, con él, toda la filosofía anterior a su época.

Pero estoy divagando en exceso. En la conversación con mi amigo, defendiéndome  de su calificación de "optimista",  le comentaba que en el momento en que dejera de creer en la fuerza de la palabra habría dejado de vivir. Y añadía en mi respuesta una frase del paleontólogo, filósofo y jesuita francés Teilhard de Chardin en su libro "El fenómeno humano" (Taurus, Madrid, 1965) escrito en 1950, uno de los libros que han marcado mi vida como lector,  que venía a decir que "aunque perdiera la fe en Dios, seguiría conservando la fe en el hombre". Yo, en Dios, hace tiempo que la perdí.

A pesar de mi escepticismo, o de mi optimismo chamucado si prefieren verlo así, yo sigo creyendo en el progreso moral de la humanidad. Es la misma tesis que mantiene el psicólogo, escritor y profesor de la Universidad de Harvard (Estados Unidos), Steven Pinker, en su libro "Los ángeles que llevamos dentro. El declive de la violencia y sus implicaciones" (Paidós, Barcelona, 2012), magistralmente comentado por el profesor y catedrático de Filosofía Juan Antonio Rivera en su artículo "Una epopeya del progreso moral", publicado en el último número, abril-mayo, de "Revista de Libros". 

Toda esta larguísima digresión no es más que una invitación sincera, ferviente y entusiasta a que lean el artículo del profesor Rivera, y como no, si tienen ocasión y oportunidad el del profesor Pinker.

Y como colofón, les dejo este artículo publicado en El País del día 19 de abril por el escritor estadounidense Dennis Lehane titulado "No saben con qué ciudad se han metido". No conozco Boston; casi con toda seguridad no voy a conocerla nunca, pero es una de esas ciudades, como Atenas, Roma o El Cairo, que para mí son más un símbolo que una ciudad real. No me pregunten por qué; no sabría responderles.

Sean felices, por favor; o al menos inténtenlo. A pesar del gobierno y del mundo. Y como decía Sócrates, "Ιωμεν". Tamaragua, amigos. HArendt




Hegel, Nietzche, Marx, Kierkegaard






Entrada núm. 1848
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

Pensando en la estación: La visión de Madoz










Pensando en la estación: La visión de Madoz

Un cristal roto y tras él una copa, esa es la primera imagen que recuerdo de Chema Madoz. Me llamó la atención pues algo no encaja...




Entrada núm. 1847
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

lunes, 15 de abril de 2013

Pensando en la estación: La postguerra de 2013








Pensando en la estación: La postguerra de 2013

Siempre he oído a mis padres y tíos hablar de la vida de postguerra. Pero no recuerdo oír a mis abuelos hablar de la guerra, supongo ...




Entrada núm. 1846
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

Pensando en la estación: Nadie, Alguien y Nombre Propio.











Pensando en la estación: Nadie, Alguien y Nombre Propio.

 Cuando no eres nadie en un mundo específico, hay momentos en los que se llega a creer ser alguien. Un día conoces a otro nadie, igu...






Entrada núm. 1845
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

sábado, 13 de abril de 2013

Santiago Carrillo: ¿Una biografía con zonas oscuras?





Santiago Carrillo



Mi hija Ruth decía hace unos días en su blog, pienso que con acierto, que no son las ideas sino las personas las que merecen respeto. Las ideas se pueden y se deben combatir, pero siempre con palabras, no con insultos, tiros, bombas y muerte. Como los creyentes sobre la virginidad de María de Nazareth, la madre de Jesús, confieso que no he sido, soy, ni seré comunista. Hace unos meses una buena amiga asturiana rompió todas sus relaciones conmigo porque me atreví a decirle que no creía en el comunismo; que su experiencia histórica como sistema había sido un desastre sin paliativos que había causado mucho sufrimiento, dolor y muerte; tanto o más que la otra experiencia totalitaria con la que protagonizó la primera mitad del siglo XX: el nazismo. Me dolió esa ruptura porque mi idea de la amistad estaba y está por encima de ideologías políticas. Y porque, sinceramente, tengo un enorme respeto por las personas concretas que fueron perseguidas y murieron por defender una idea que consideraban acertada y redentora, aunque para mí fuera, y sea, errónea. 

Todo lo anterior viene a cuento por la reciente lectura de un artículo de la periodista y corresponsal de El País en Londres, Tereixa Constenla, sobre una nueva biografía del que fuera todopoderoso secretario general del Partido Comunista de España, Santiago Carrillo, escrita por el historiador e hispanista británico Paul Preston. Biografía y artículo que han tenido una inmediata respuesta, también en El País, por parte del historiador español Antonio Elorza; por cierto, una de las "víctimas" políticas de Santiago Carrillo.

Tengo que reconocer una vez más que, aun sin compartir lo más mínimo su ideología política, siento un enorme respeto por la persona de Santiago Carrillo. Sobre todo, por el papel que jugó, abolutamente determinante, en la ahora tan denostada -creo que injustamente- transición española a la democracia. Como podrán observar, frente al uso políticamente correcto del término, he escrito "transición" con minúscula, reconociendo con ello que tuvo fallos y carencias que ahora estamos pagando, quizá con exceso, pero que fue -a mi juicio- un acierto indudable en su momento. Un momento histórico plagado por fortuna de hombres políticos que supieron poner por delante de sus propios intereses partidistas los del común de los españoles. Entre ellos, y con un protagonismo esencial y especial, Santiago Carrrillo. De ahí, que su figura personal y política haya merecido un tratamiento especialmente generoso por parte de este blog en las varias entradas a él dedicadas y a cuya lectura les remito.

En todo caso, su enorme talla política, que creo no admite discusión, quedó manifiesta para la Historia, ahora sí con mayúsculas, aquel 23 de febrero de 1981 en que, junto al presidente del gobierno, Adolfo Suárez, y su vicepresidente, el general Gutiérrez Mellado, permanecieron impertérritos en sus escaños del Congreso ante los disparos de los militares golpistas mientras el resto de Sus Señorías se tiraban de cabeza al suelo. Ellos, y solo ellos, salvaron para la Historia de España el honor del Congreso y de los españoles. Y aunque solo fuera por ese gesto, los tres se merecen mi eterno respeto y admiración.

Posdata: Con fecha 29 de mayo de 2013, el catedrático de Historia de la Universidad de Carolina del Norte, Michael Seidman, publica en el blog "Vitrinas", editado por Revista de Libros, una más que interesante crónica, titulada "El zorro rojo", sobre el libro de Preston que estamos comentando en la que también pone en cuestión algunos de los presupuestos del historiador británico a la hora de biografiar a Carrillo.

Y sean felices, por favor; o al menos inténtenlo. A pesar del gobierno y del mundo. Y como decía Sócrates, "Ιωμεν". Tamaragua, amigos. HArendt





Adolfo Suárez y Santiago Carrillo







Entrada núm. 1844
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

viernes, 12 de abril de 2013

Pensando en la estación: Reencarnación.











Pensando en la estación: Reencarnación

Hacía solo unas horas que había muerto, me veo vieja, llena de arrugas y con el pelo cano. No siento pena porque mi vida fue tal ...





Entrada núm. 1843
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

jueves, 11 de abril de 2013

Pensando en la estación: La pelirroja o historia de amor de un pirómano.










Pensando en la estación: La pelirroja o historia de amor de un pirómano.

La habitación estaba a oscuras, la única luz que entraba venía de la calle. Entonces se oyó un sonido seco, áspero y violento. Abrí...






Entrada núm. 1842
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

miércoles, 10 de abril de 2013

Pensando en la estación: Conversaciones










Pensando en la estación: Conversaciones:

Para conversar es necesario dos personas que no tienen que ser de la misma opinión ni condición. Si queremos que sea fluida y con buen ...






 Entrada núm. 1841
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

Joyce y compañía





James Joyce




El "Joyce y compañía" que da título a esta corta entrada de hoy es también el título de un interesante artículo de Tim Parks, profesor de Literatura y Traducción en la Universidad IULM de Milán (Italia), publicado en el número de marzo-abril de este año de "Revista de Libros", sobre la biografía del genial escritor dublinés escrita por Gordon Bowker: "James Joyce: A Biography" (Weidelfen & Nicolson, Londres, 2012) aún no traducida al español.

Demasiado líneal, dice de ella, de la biografía, el profesor Parks. Imposible de saberlo, de momento, para mí. En todo caso, el artículo de Parks me ha parecido excelente y clarificador sobre aspectos de la biografía de Joyce que desconocía, así como de la génesis de algunas de sus obras más significativas, siempre de tan alto contenido autobiográfico. No solo en Joyce, claro, pues un servidor comparte la opinión, no tan generalizada ni admitida, de que en casi todo tiempo y lugar, una novela no es más, "casi" siempre, que una paráfrasis del autor sobre sí mismo.

Para acreditarlo, traigo hasta aquí de nuevo las últimas entradas del blog, con algunos vídeos, en que de una u otra manera Joyce era su protagonita invitado "casi" exclusivo. Espero que las disfruten de nuevo tanto como el artículo, magnífico, del profesor Parks.

También espero que los siempre amables lectores de "Desde el trópico de Cáncer" me eximan hoy de tratar sobre asuntos políticos: sinceramente, estoy hasta el moño de ellos, de sus asuntos, y de "ellos" (los políticos). Lo cual no quiere decir que no me interesen, me enfurezcan y hastíen, todo al mismo tiempo. Pero de vez en cuando hay que distanciarse para sobrevivir... Como Joyce hizo con la querida, añorada y detestada Irlanda de su tiempo.

Sean felices, por favor; al menos inténtenlo. A pesar del gobierno y del mundo. Y como decía Sócrates, "Ιωμεν". Tamaragua, amigos. HArendt






El Castillo de Dublín






Entrada núm. 1840
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

martes, 9 de abril de 2013

Pensando en la estación: San Lorenzo










Pensando en la estación: San Lorenzo:

Decía mi profesor de latín y griego que sincera venía de las caras lavadas. Y no hay más que ver la tuya  para saber que no tiene...






 Entrada núm. 1839
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

lunes, 8 de abril de 2013

Pensando en la estación: La Gioconda










Pensando en la estación: La Gioconda:

Fuiste mi mayor desengaño,  la desilusión con letra mayúscula. Nuestra relación fue a distancia,  como los amantes que se car...





 Entrada núm. 1838
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

domingo, 7 de abril de 2013

Pensando en la estación: El profeta










Pensando en la estación: El profeta:

Por este lado, eres casi transparente del otro eres una sombra metálica y de lejos eres un profeta. ¿A quién debo seguir a...





 Entrada núm. 1837
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)

España en crisis: ¿Queda algo en pie?





La línea sucesoria de la monarquía




Mi siempre admirada Elvira Lindo pone en su cita semanal conmigo y con sus lectores en "La marca Infanta" (El País, 7/3/2013) la guinda que le faltaba al pastel: "Si la verdad es inquietante, que todas las instituciones están tocadas, más peligroso sería ocultarla".

Es la misma opinión, en esencia, que José Juan Toharia, doctor en Derecho, sociólogo, profesor en las universidades de Yale (Estados Unidos) y Autónoma de Madrid y presidente de Metroscopia, el más prestigioso de los institutos de opinión pública españoles, mantiene en su artículo "Qué está en crisis y qué mantiene a España" (El País, 6/3/2013) en la que expresa que, a pesar de la profunda crisis política que asola a todas las intituciones españolas, desde la Corona y el gobierno, hasta los partidos y el parlamento como representación de la democracia, la sociedad civil sigue viva y fuerte entre los españoles y hay lugar para la confianza.

Leyendo ayer el fiasco en que ha acabado el proceso iniciado en Islandia en 2009: "La Constitución ciudadana de Islandia acaba congelada" (El Diario.es, 4/4/2013), que tantas semejanzas y disimilitudes guarda con el que estamos viviendo en España, me dio por pensar en lo que Hannah Arendt, que tanto y tan bien estudió los procesos revolucionarios de la era moderna en "Sobre la revolución" (Alianza, Madrid, 1988) hubiera podido escribir sobre este momento de cambio que estamos viviendo.

Pienso que la experiencia islandesa, la española, la crisis italiana, la de Chipre, la que acaba de abrir el Tribunal Constitucional portugués, y la que se cierne sobre las instituciones de la misma Unión Europea, deberían llevarnos a unas pocas conclusiones válidas desde las que partir de nuevo:

1. Que la democracia es perfectible pero que es, sin duda, el menos malo de los sistemas de gobierno.

2. Que la democracia es representativa o no es democracia. No ha lugar para la democracia directa, pero sí para profundizar en una mayor participación ciudadana en todas las instituciones que la conforman.

3. Que no hay democracia posible al margen de los partidos políticos y de una prensa libre (no sometidos a imperativos económicos, financieros o sociales ajenos a la propia ciudadanía) como instancias representativas.

4. Que si lo que no funciona son los partidos, la prensa o las instituciones representativas, son estas las que deben modificarse, abrirse y democratizarse por la fuerza de la ley, y no poner en cuestionamiento la propia esencia de la democracia, que no es otra que la expuesta.

Álvaro Delgado-Gal, escritor, físico, profesor de filosofía y director de Revista de Libro, en su artículo "¿Nos representan los partidos?", en el último número de la misma (marzo-abril, 2013) lo deja meridianamente claro.

Otro artículo, del escritor y abogado José María Ruiz Soroa: "¡Son las instituciones!" (El País, 14/4/2013) pone el punto de mira de la crisis institucional que vivimos en la irresponsable actitud de los partidos que colonizan, más que ocupan, las instituciones políticas y administrativas españolas, ajenos a reconocer la más mínima reponsabilidad en el desastre. Me temo que tiene gran parte de razón el articulista.

Como suelo recordar a menudo en el blog, lo más interesante (a mi juicio) de sus entradas no está en lo que yo escribo, meras opiniones personales que intento hilvanar con seriedad aunque la mayor parte de las veces no lo consiga, sino en lo escrito y expuesto por otras voces en los enlaces a los que remito. Por favor, no dejen de leerlos: es en ellos donde radica lo más importante de lo que "Desde el trópico de Cáncer" pretende.

Y sean felices, a pesar del gobierno y del mundo. Y como decía Sócrates, "Ιωμεν". Tamaragua, amigos. HArendt







El Parlamento islandés (Reikiavik)






Entrada núm. 1836
http:/harendt.blogspot.com
"Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)
"La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)
"La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)
"Todas las penas pueden soportarse si las ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellas" (Isak Dinesen)